Explosion of a Motor Car (1900) de Cecil M. Hepworth

Este cortometraje del pionero del cine británico Cecil M. Hepworth es una perfecta muestra de la función que tenía el cine en sus orígenes, buscando más chocar al espectador e impresionarle por el contenido de sus imágenes que narrar una historia.

La premisa es impagable: una serie de personas viajan tranquilamente en coche y éste explota repentinamente sin motivo alguno. El momento culminante es sin embargo cuando un policía se acerca a la escena del suceso y caen alrededor suyo las partes del cuerpo de los pasajeros del automóvil: brazos, piernas, etc. El policía se dedica entonces a tomar notas y recomponer los cuerpos con la mayor tranquilidad del mundo, haciendo gala del famoso carácter británico. La función de esta película era obviamente cómica, pero en su época  debía impresionar bastante más a los espectadores la crudeza de su humor negro que hoy día.

Les ofrecemos pues este pequeño cortometraje para que empiecen con buen pie el fin de semana, disfrútenlo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.