The Girl without a Fatherland (Das Mädchen ohne Vaterland, 1912) de Urban Gad

Asta Nielsen fue una de las primeras grandes actrices de la historia del cine, adquiriendo además una gran popularidad internacional mucho antes que otras intérpretes europeas de la era muda. En su caso la fama le llegó con El Abismo (1910), dirigida por su marido Urban Gad, donde su actuación naturalista y desbordante de erotismo la convirtió en un icono de la época. No obstante, a diferencia de otras actrices europeas, Nielsen no aprovechó su popularidad para emigrar a Hollywood sino que se trasladó junto a su cónyuge de su Dinamarca natal a Alemania, donde desarrolló la mayor parte de su carrera hasta que volvió a su tierra huyendo del nazismo.

Das Mädchen ohne Vaterland (1912) fue una de las películas más célebres que produjeron Gad y Nielsen. En ella encarna a una gitana que es convencida por un espía para que seduzca a un teniente de una fortificación cercana y se haga con unos planes secretos. La estrategia funciona, pero resulta que nuestra amiga Asta también tiene sentimientos y cuando el teniente es procesado por traición saldrá en su defensa por sentirse culpable.

Aunque en rasgos generales no creo que la película destaque entre las mejores producciones de la época, Das Mädchen ohne Vaterland es una obra eficiente, bien filmada y que se beneficia de una cuidada fotografía que se percibe cristalina en la copia que ha llegado a manos de este Doctor. A diferencia de otros coétaneos suyos como August Blom y Holger-Madsen, Gad se muestra menos imaginativo y en consecuencia apuesta todo al inigualable carisma de Nielsen.

Así pues, quien destaca con luz propia en la película es indudablemente su actriz protagonista. Incluso hoy día salta a la vista qué es lo que fascinaba de ella a los espectadores de entonces. No es solo su erotismo sino esa gracia y esa naturalidad con que se mueve e interactúa con el personaje del teniente. Desprende una vitalidad especial que, sumada a su rol de femme fatale, la hacían especialmente atrayente. Si además comparamos su actuación junto a la de sus camaradas masculinos el contraste es aún más obvio: el estilo aún más estático y limitado de los actores masculinos respecto a la autenticidad de Nielsen hacen de ella el personaje más vivo del reparto.

Sin ser una de las mejores obras de Nielsen, sí que creo que sirve como muestra de qué es lo que hacía de ella una actriz tan sugerente convirtiéndola en una de las primeras divas de la era muda.

Un comentario en “The Girl without a Fatherland (Das Mädchen ohne Vaterland, 1912) de Urban Gad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.