La Madre (Mat, 1926) de Vsevolod Pudovkin

Pocos debuts en el campo del largometraje hay más brillantes y vistosos que el de Vsevolod Pudovkin con La Madre (1926), una de las grandes obras maestras de la era muda. Pudovkin llevaba ya unos años trabajando en el mundo del cine como actor, guionista y asistente de dirección colaborando entre otros con el genial teórico y cineasta Lev Kuleshov. A sus órdenes aprendió su concepción del montaje que harían célebres las grandes obras soviéticas de esos años, especialmente las trilogías de Sergei Eisenstein y el propio Pudovkin, que son las que han alcanzado mayor popularidad.

Comparando el cine de Pudovkin y Eisenstein resulta interesante constatar cómo pese a compartir un cuerpo teórico y una temática muy similares, cada uno entendió el cine de una forma diferente, algo palpable si comparamos los debuts de ambos realizadores al largometraje: La Huelga (1925) en el caso de Eisenstein y La Madre (1926) en el de Pudovkin. El primero concibe sus películas como obras en que no hay protagonistas individuales, sino colectivos (el pueblo, el proletariado). En cambio fijémonos en el tema escogido por Pudovkin: una adaptación de la novela de idéntico título escrita por Maxim Gorky sobre la fallida primera revolución de 1905.

Su protagonista es una humilde madre de una familia de obreros que ha vivido toda su vida maltratada por su marido. Una vez éste muere, su hijo empieza a sentir cada vez más inclinación hacia los movimientos de izquierdas que reivindican los derechos de los trabajadores y acaba convirtiéndose en uno de los principales líderes de la zona. La madre, inicialmente incapaz de entender la postura de su hijo, acaba simpatizando con su ideología y, en última instancia, colaborando de forma activa con el movimiento.

Pudovkin, en vez de enfatizar la faceta (excesivamente en mi opinión) propagandística de la novela, curiosamente da más importancia al aspecto humano de la historia. Apenas profundiza en los pormenores de la huelga de obreros y en la forma como los protagonistas se involucran en la misma, y en su lugar se centra en la relación entre madre e hijo. De esta forma, La Madre acaba siendo una película donde no domina el colectivo como en las obras maestras de Eisenstein sino esencialmente dos personajes.

Eso va unido a la principal discrepancia entre Pudovkin y otros colegas suyos: su preferencia por actores profesionales. Eso le llevó en este caso a utilizar a artistas del Teatro de Moscú como los protagonistas Vera Baranovskaya y Nikolai Balatov, que ofrecen ambos dos emotivísimas interpretaciones. Eso, sumado a la personalización de los protagonistas y a su argumento centrado en un conflicto concreto más que en un hecho histórico, hacen que La Madre sea una obra más humanizada que otros clásicos soviéticos de la época.

Lo cual no quiere decir que Pudovkin renuncie ni al afán propagandístico del proyecto ni a los principios tan innovadores del montaje soviético. De hecho lo que creo que hace de La Madre una obra tan especial es que consigue exitosamente moverse entre ambos mundos. Un ejemplo de ello es la magnífica escena de la fuga de la prisión, en que el trabajo de montaje combina escenas del protagonista escapando, de la manifestación de los obreros y de los bloques de hielo de un río deshaciéndose. De esta forma Pudovkin no solo alterna los sucesos individuales (la fuga del protagonista) con los históricos (la manifestación), sino que además añade un tercer frente con unos planos del río que cumplen una función metafórica sobre lo que está sucediendo.

Del mismo modo, la sufrida protagonista ostenta dos roles en el film: el de madre de un joven revolucionario que debe ver cómo su hijo es encarcelado pero también el simbólico, enfatizado en la escena final en que se alza con la bandera comunista representando a la generación antigua uniéndose al movimiento obrero. No es casual por ejemplo que una de las muchas variaciones respecto a la novela incluya hacer del padre un contrarrevolucionario que en la escena inicial persiga a su hijo por promover las huelgas de trabajadores. De esta forma el conflicto familiar se une al conflicto social: la generación del padre, unida a los valores antiguos, se enfrenta a la del hijo, que propone un nuevo sistema de valores. Finalmente de entre los miembros de las generaciones antiguas muere el padre, pero la madre se une a la causa de su hijo y de los obreros de todo el mundo.

De esta forma La Madre es uno de los grandes logros del cine soviético que tiene como interés añadido el poder verse desde diferentes vertientes: la impecable técnica de Pudovkin resulta digna de estudio, y sus intencionalidades propagandísticas en este caso conviven con una historia más universal para aquellos espectadores que quizá se puedan sentir algo alienados ante las obras más historicistas de otros camaradas soviéticos como Eisenstein.

4 comentarios en “La Madre (Mat, 1926) de Vsevolod Pudovkin

  1. A nivel técnico es preciosa y los actores principales hacen un gran trabajo, pero como adaptación de una famosa novela se queda muy corta. Personalmente el asunto político de la novela me es indiferente. Lo que amo de ella es la historia de como esa pobre mujer maltratada, menospreciada, reducida socialmente a un estado casi animal, se educa y redescubre su valor como persona. Nada de eso está en la película.

    • Ciertamente por las circunstancias de la época se da mucho más énfasis al aspecto político que humano, aunque a mí me sigue encantando y creo que me gusta más que el libro, si bien cada uno tiene su personalidad propia, que es lo importante.
      Un saludo.

  2. He visto la película y he leído el libro de Máximo Gorki, ambas obras son magníficas pero muy por separado, no puedo comparar una con la otra. Saludos apreciado Doctor.

    • Coincido totalmente, me gustan mucho ambas obras pero cada una tiene personalidad propia, y está bien que sea así porque se complementan.
      Un saludo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.