Symphonie Diagonale (1924) de Viking Eggeling

Aunque ya se mencionó por aquí en un post dedicado al cine absoluto, la Symphonie Diagonale (1924) de Viking Eggeling tiene suficiente importancia como para merecer una entrada para ella sola. Se trata de una de las primeras obras cinematográficas abstractas que se conservan, además del gran trabajo de Eggeling, un inquieto artista que había coqueteado previamente con el dadaísmo hasta que se empezó a interesar por el cine.

Pero el camino para alcanzar su gran logro artístico no fue fácil. Previamente se había asociado con Hans Richter y ambos consiguieron persuadir a la UFA para que les proporcionara ayuda técnica para desarrollar sus cortos de animación experimentales (igual que los estudios de cine actuales, ¿verdad?). El resultado, Horizontal-Vertikal-Messe I-III, sencillamente no funcionó y nunca llegó a exhibirse. Eggeling rompió su relación con la UFA y posteriormente con Richter para buscar él solo el camino hacia el tipo de cine que aspiraba a crear.

Viking_Eggeling_Diagonal_Symphonie

Tras asentarse por su cuenta en condiciones precarias, Eggeling encontró finalmente su colaborador ideal en la figura de Erna Niemeyer, una artista por entonces recién salida de la famosa escuela de arte Bauhaus. Tras un año de trabajo ambos consiguieron dar forma por fin a lo que se conocería como Symphonie Diagonale. Desafortunadamente, Eggeling moriría a los pocos días de la primera presentación en público de su película en 1925 y no pudo continuar sus experimentos en el arte cinematográfico.

Este cortometraje de apenas 7 minutos pretendía mostrar una forma de cine que no se basara en la figura humana, sino en la pura abstracción, en la armonía de formas en movimiento. El hecho de que además Eggeling quisiera que se proyectara sin acompañamiento musical acentúa esa idea: debemos entenderlo como un cuadro en movimiento, y por tanto enfrentarnos a la obra sin una partitura que condicionaría nuestra forma de percibir esta sinfonía visual.

A  modo de recuerdo les muestro el programa que aún conservo de aquella revolucionaria sesión de «cine absoluto» en que muchos pudimos ver por primera vez este film de Eggeling así como otras obras fundamentales de Hans Richter, Walter Ruttman o Fernand Léger:

PlakatFilmsoireedefaktuell400h

5 comentarios en “Symphonie Diagonale (1924) de Viking Eggeling

    • El corto está entero, solo duraba 7 minutos (¡7 minutos que costaron un año de trabajo!). Lo que sí es cierto es que se cree que Eggeling pretendía realizar otros cortos similares que en conjunto pudieran constituir los diferentes movimientos de una sinfonía visual. Por desgracia nunca lo sabremos…

      • En el post titulado: «cine absoluto: la vanguardia en busca de un cine puro (I)», usted escribió con respecto a la sinfonía visual, y cito textualmente: <>. Esta es la razón que me llevó a mi planteamiento inicial sobre la duración del metraje.

        Un año de trabajo para crear 7 minutos…¡me deja sin palabras!

        Un saludo.

      • Vaya, ha desaparecido su cita textual de mi comentario. Bueno, ahora se la añado: Eggeling, emparentado inicialmente con el dadaísmo, creó una de las obras definitivas del cine absoluto en colaboración con Erna Niemeyer, una auténtica sinfonía visual de la que actualmente solo se conservan menos de 10 minutos.

      • En tal caso un imperdonable error fruto de mi edad, me debí haber confundido con otro film.
        Muchas gracias por el aviso, lo he corregido en aquel post.
        ¡Un saludo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.