¡Ay, Mi Madre! [For Heaven’s Sake] (1926) de Sam Taylor

aymimadre

¿Qué mejor forma de empezar el año que con una buena película de slapstick? Y de entre todas las posibilidades a escoger nos hemos decantado por este film bastante olvidado del (también algo olvidado en ciertos sectores) genial Harold Lloyd.
¡Ay Mi Madre! (éste es uno de esos casos en que me da reparo utilizar la traducción del título original) forma parte de los largometrajes menores de Harold Lloyd, y más cuando se encuentra entre dos obras fundamentales de su carrera como El Estudiante Novato (1925) y El Hermanito (1927). De hecho el propio Lloyd no quedó muy satisfecho con el resultado final del presente film y le tentó archivarlo deteniendo su estreno. Por suerte para él y para todos nosotros no lo hizo, ya que es una comedia muy divertida que acabó siendo uno de los mayores éxitos de taquilla de su carrera.

aymimadre2

Lloyd decía en su autobiografía que en esa época alternaba películas de gags con películas de personajes, es decir, films puramente humorísticos con otros más ambiciosos, aunque a efectos prácticos en esos años vigilaba mucho la caracterización de sus protagonistas incluso en films menores. ¡Ay Mi Madre! entra claramente en el grupo de las películas de gags, pero no debemos dejar que eso nos eche atrás, puesto que en 1926 Lloyd y su equipo de colaboradores tenían tal dominio de los principios del humor cinematográfico que una obra suya puramente de gags estaba por encima de otras más serias.

En mi opinión la flaqueza del film no está en su contenido sino en su estructura, que denota de forma demasiado obvia que se tratan de dos argumentos totalmente independientes unidos por los mismos personajes. La primera parte del film nos muestra la típica historia a lo Harold Lloyd de un hombre rico que despilfarra dinero estúpidamente sin ningún tipo de pudor hasta que conoce accidentalmente a la bonita hija de un predicador, de la cual se enamora y que le hace preocuparse por la misión que su padre y ella intentan llevar adelante. La segunda tiene lugar el día de su boda, cuando Harold es secuestrado por unos amigos suyos que quieren salvarle de una boda sin sentido y, posteriormente, intenta conducir a sus amigos ex-criminales a la ceremonia estando todos en un peligroso estado de ebriedad.

aymimadre6

De las dos partes yo creo que la mejor sin ningún lugar a dudas es la primera. El personaje de Harold con su egocentrismo que le aísla por completo de la realidad es irresistiblemente divertido, cambiando de coche sin inmutarse después de los accidentes que sufre y cediendo una gran donación para la misión de forma inconsciente a partir de un gag muy sencillo que enlaza con esa forma de vida que se nos ha ido mostrando (él se cree que está pagando por el humilde puesto de comida que ha incendiado por accidente).

Dentro de la misión nos encontramos con los clásicos gags de confusión como el memorable segmento en que finge saborear las pastas de la hija del reverendo, cuando en realidad está masticando sin darse cuenta un estropajo, un gag que por cierto Lloyd estaba reciclando de El Mimado de la Abuelita (1922).

aymimadre1

No obstante, el momento cumbre del film es cuando decide atraer a todos los malhechores del barrio a la misión provocándoles para que le persigan, una secuencia hilarante y frenética al más puro estilo slapstick. El otro gran momento llega cuando un policía entra y empieza a registrar a todos los delincuentes mientras Harold les saca del apuro recogiendo todo lo que han robado disimuladamente «pasando la colecta». Pueden ver ese fragmento aquí.

Toda esta parte del film es divertida e ingeniosa, con ese estilo tan característico de Lloyd que hoy día nos puede parecer algo blanco (con esos delincuentes haciéndose amigos de Harold al ver que éste ha decidido ayudarlos y los rótulos repletos tanto de chistes divertidos como de bromas terrible y encantadoramente anticuadas) y del que se apartaría un poco en El Hermanito (1927). Además de los gags ya comentados me gustaría resaltar también en ese sentido detalles como la escena que pasan juntos por la noche Harold y la chica que parece muy idílica hasta que la cámara hace un travelling hacia atrás y vemos que en realidad están en un espacio muy poco bucólico en mitad de la ciudad.

aymimadre4

La segunda parte de la película ya parece literalmente otro cortometraje, con otra premisa argumental y los mismos personajes. Presumiblemente, algunas de las líneas argumentales que se insinúan se explotaban más a fondo – por ejemplo ese jefe del hampa que quería deshacerse de Harold y al que nunca vemos entrar realmente en acción – pero el actor decidió suprimir buena parte de ese metraje en la versión final. Lo que nos queda es una larga secuencia divertida pero que deja algo a medias al espectador cuando se llega al desenlace.

No es más que otra de las muchas variaciones de la clásica rutina de music-hall de un hombre borracho que tantas veces se ha repetido en el mundo del slapstick (sin ir más lejos el film de Charley Chase que comentamos hace poco es uno de los ejemplos a citar). En esta larga secuencia, Harold intenta en vano llevar a sus amigos borrachos hasta la boda, pero éstos no están en condiciones de colaborar. Aunque en algunos momentos se repite un poco (el gag de la puerta giratoria se retoma cuando suben y bajan del tranvía), al final gana bastante en la frenética secuencia del autobús filmada en las calles reales que nos devuelve la faceta más alocada de Lloyd, remitiéndonos al final de esa obra maestra que es El Tenorio Tímido (1924) y repitiendo además algunos números bastante arriesgados a nivel físico.

aymimadre3

Por tanto la conclusión a la que llegamos es que a nivel de disfrute ¡Ay Mi Madre! no tiene nada de qué avergonzarse al lado de las grandes obras de Lloyd, pero sí que se notan ciertas carencias a nivel de estructura y guión, con una historia que se nota que no se ha acabado de aprovechar del todo. De todos modos, una película menor de Lloyd seguía estando muy por encima de lo mejor de muchos otros cómicos de la época, así que la diversión está asegurada.

aymimadre5

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.