It’s a Gift (1923) de Hugh Fay

Snub Pollard es uno de los muchísimos cómicos de slapstick que aparecían en las pantallas en la era muda y que, aunque nunca se convirtió una estrella, llegó a resultar muy familiar para el público de la época.

Fácilmente distinguible por su vistoso mostacho, Pollard se hizo popular sobre todo apareciendo como secundario en los primeros cortos de Harold Lloyd hasta que el estudio de Hal Roach decidió tenerle como protagonista de una serie de cortos, de los cuales el más famoso es indudablemente It’s a Gift (1923).

Aquí Pollard encarna a un ingenioso inventor que utiliza en su vida diaria toda una serie de gagdets e ingeniosos cachivaches diseñados por él. El film muestra la fascinación que había en el slapstick por los inventos absurdos (algo en lo que destacaría sobre todo Buster Keaton), que luego acabarían utilizándose sobre todo en el mundo de los dibujos animados.

En sus pocos más de 10 minutos, It’s a Gift es un portento de imaginación, destacando quizá la célebre secuencia en que el protagonista viaja en un sidecar utilizando un imán gigantesco para desplazarse.

Todo un clásico del slapstick.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.